July 4, 2016

Este artículo fue publicado originalmente en Your Tango. 

Si piensas que tu sabes como ser papá o mamá con un hijo [o hija] LGBTQ, piénsalo de nuevo.

Esta mañana lloré por la primera vez. Mi amiga Cathy me preguntό como mi esposo Bob y yo estábamos después del tiroteo horrible en Orlando. Ningún otro amigo mio me llamó. 

Yo sé que a ellos me importa. Pero ellos no pueden comprender la vivencia de ser papá o mamá con un hijo [o hija] quien es gay... y tenemos dos hijos quienes son gay.

El sábado marchamos en el desfile de orgullo en DC — los padres orgullosos de dos hijos quienes son gay. La marcha con PFLAG se ha convertido en un ritual. Marchamos para enviar un mensaje de amor a nuestro hijo y hija. A padres que les aman sus hijos pero podría ser demasiados tímidos para gritarlo. A padres que no pueden aceptar a sus hijos todavía, y especialmente a la comunidad de los jóvenes LGBTQ. 

Queremos que ellos saben que alguien les ama, aunque sus padres o su religión los rechazan. 

Nos despertamos el domingo con la noticia trágica y terrible que 49 hijos [y hijas] habían muerto y 53 habían sido herido durante el ataque terrorista en un club gay en Orlando.

Nos quedamos horrorizados, pensando en las experiencias de los jóvenes dentro del club, y estábamos traumatizados, escuchando a los padres en las noticias que no sabían el destino de sus hijos.

Lo que me afectó más era que  la madre que recibió mensajes de texto de su hijo, Eddie Jamoldroy Justice, que había sido atrapado en el club.

Después, él se quedó en silencio. Él fue uno de los 49 fallecidos.

Casi no puedo soportar a leer esta conversación otra vez.

Él podría ser mi hijo. Ese ES mi hijo. Eso es lo que los padres con hijos heteros no pueden comprender.

Deseo que los padres con hijos heteros (y otros) vayan a comprender: nuestros hijos gays son inocentes. Ellos nacieron así. No hicieron nada para merecer disgusto, odio, acoso ni agresión — pero con frecuencia eso es lo que pasa. A pesar de tan bueno su autoestima, muchas veces ellos sentían heridas. 

Porque estamos padres, nos mata que no podemos proteger nuestros hijos del mundo. 

Nuestros hijos se declararon sus sexualidades antes de la decisión del Tribunal Supremo de la igualdad matrimonial. De repente, me di cuenta de que ellos no podrían casarse. Me sentía indignada.

¿Qué quieres decir que no puedo bailar en las bodas de mis hijos? Ser gay [o LGBTQ] no significa que no pueda enamorarse ni querer casarse.

Aquí, el mensaje que nuestros hijos oyeron de los que se oponen a la igualdad matrimonial:

No eres lo mismo que tus compañeros a causa de lo que eres. Tú eres insuficiente. Tú eres un ciudadano de la segunda clase. Tú eres antipático. A los fotógrafos y los panaderos les dan asco… a causa de lo que eres tú. Tú eres malo, un diablo que está tratando de estropear nuestra sociedad tradicional y destruir las familias.

Hemos luchado duro por dos años con Equality Maryland por el derecho de casarse para nuestros hijos. Incluso nosotros y nuestros hijos hemos testificado ante la legislatura de Maryland.

Mucha gente que había testificado en contra del proyecto de ley describió la gente gay [o LGBTQ] como “pedófilos, abusadores de niños, inferior a animales, y depredadores sexuales.”

Me indignó. ¡Esos son mis hijos a quien estás insultando! Y ellos están sentados aquí. Me pongo furiosa cuando lo me recuerdo.

Que yo sepa, los depredadores son un Presidente de la Cámara de GOP, un entrenador de fútbol americano de Penn State, y algunos sacerdotes católicos.

Nuestro hijo, más de nuestra hija, ha sido ridiculizado, se le ha llamado insultos, y tenía un amigo que sufrió una seria derrota… solamente a causa de ser gay. 

Nuestros hijos no pueden mostrar ninguna expresión de amor ni cariño a un novio en pública sin el miedo al ridículo o más peor, un ataque violento.

Mis hijos no pueden andar en el camino y se toman en las manos con su novio durante una cita. O abrazarse o besarse. ¡Su manifestación pública de afecto podría hacer a alguien sentir incómodo! Mis hijos tiene que esconder su afecto. ¡Estoy furiosa!

Mi hijo me explicó que uno de los pocos lugares seguros para su comunidad es un club LGBT. Es un lugar en que ellos pueden ser totalmente sus mismos. Ellos pueden bailar, pueden tocar, pueden expresar su afecto sin juicio, sin miedo, sin sentirse que hay algo mal con ellos.

Y aún ESO ha sido violado ahora.

Cada vez que se encuentran con alguien nuevo, nuestros hijos tienen miedo de un juicio. Cuando un nuevo compañero de trabajo, jefe, o doctor les pregunta si están saliendo con alguien, mis hijos tiene que mentir o declararse de nuevo. El miedo de juicio y rechazo es constante.

Nuestros hijos pueden ser despedidos o denegados a la vivienda a causa de su sexualidad. La orientación sexual y la identidad de género no son clases protegidas como la raíz, la religión, el color de piel, el sexo, y el origen nacional. 

No podemos proteger a nuestros hijos de estas injusticias. Y mi gobierno negó a proteger a mis hijos tampoco. ¡¿En qué país estoy viviendo?!

Cuando marchamos en el desfile de orgullo, tantísimos jóvenes se acercan a nosotros y nos dicen, “Gracias por amar a sus hijos.” Pero no sé como yo pueda responder a esto.

¿Gracias por amar a sus hijos? Digo yo, ellos son nuestros hijos, y ¡nosotros los amamos!

Cuando los otros hablan de la gente gay, están hablando de nuestros hijos.

Había un viaje increíble, un viaje que no cambiaría por nada. Nuestros dos hijos gay han dado más sentido, intensidad, amor, comprensión, afecto, y abundancia a nuestros vidas que podría haber imaginado.

Aquí, las maneras en que puedes apoyarnos:

  • Comparte esto artículo con todo el mundo. Pónlo en Facebook y los medios de comunicación social.
  • Contáctales a PFLAG o Straight For Equality y pídeles en que manera podemos ayudarte.
  • Aprende más de la comunidad LGBTQ.
  • No tengas miedo de decir lo que piensas cuando oyes bromas or comentarios ofensivos.
  • Anda con nosotros y PFLAG en un desfile de orgullo como un aliado.
  • Contacta a sus representantes locales y del estado para:
  • Apoya a la legislación que define la orientación sexual y la identidad de género como una clase protegida.
  • Habla en contra de la legislación que discrimina a la comunidad LGBTQ.

Gracias por su apoyo.

Blog